martes, 12 de abril de 2016

La mirada de Lía García para #altamiraedu

Salí de ver la película Altamira con una frase de otra película en la cabeza. 
 En la película Thor, Natalie Portman usa unas palabras de Arthur C. Clark “La magia es la ciencia que aún no ha sido descubierta”. 

En mi casa, repetimos esta frase casi a diario, que no sepamos explicar algo no quiere decir que no exista y no tenga explicación. Al ver a un Marcelino Sautuola derrotado, reflexionando con pena y lucidez sobre que la ciencia, al final está hecha por personas y adolece de nuestros defectos, recordé esta frase, un precioso pensamiento contra los fundamentalismos, también contra los fundamentalismos científicos. 
A los científicos, a veces se nos olvida y también se le olvida a esta sociedad tan científicamente fundamentalista en ocasiones. No sobra esta reflexión, necesitamos poder mirar la ciencia con ojo crítico, sabiendo que detrás hay personas, con todas nuestras genialidades y todas nuestras limitaciones. 
Los cambios de paradigma científico son difíciles y a las personas, y los científicos también lo somos, nos cuesta cambiar todo ese marco común de creencias que forma el paradigma en el que nos manejamos. Pero es precisamente gracias a estos descubrimientos, como el de las pinturas de Altamira, que tambalean todo lo que creíamos (si somos lo suficientemente valientes como para mirarlos a la cara y no poner excusas) los que hacen que la ciencia avance. De pronto un descubrimiento, una nueva teoría, rompe ese marco común y se produce una revolución científica que pone de cabeza lo que parecía evidente. Y vuelta a empezar.
Para que esta revolución científica pueda producirse y podamos pasar de paradigma, es imprescindible mirar la realidad con ojos limpios de prejuicios, como hace María Sautuola, que ve donde los demás no ve. Es ella la que ve los bisontes antes que nadie, porque no está condicionada por lo que se supone que debería ver. Los grandes descubrimientos científicos surgen de aquellos que son capaces de desarrollar miradas creativas, sin la presión de lo que se sabe, de lo que debería ser.
Pero eso sólo no basta, si la mirada creativa no va acompañada de perseverancia, de búsqueda de explicaciones, de análisis valiente y certero de las dudas, nada avanza. Eso hace Marcelino Sautuola, busca una explicación para la realidad que no cuadra, para esa cueva sin marcas de humo. Es consciente de que ahí hay un hueco, una debilidad que necesita ser resuelta. Y no se olvida de ello, ni lo tapa con explicaciones rebuscadas. Busca, busca y busca hasta que encuentra la lámpara de sebo.

Tres pequeños apuntes sobre la ciencia y la vida que me ha sugerido Altamira.
                                                                                               Lía García
                                    Responsable de la Comisión de educación de Hisparob

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido al espacio de comentarios.
Es el lugar en el que el Equipo de profesores comparte ideas, admite sugerencias o nuevas informaciones.
La redacción es sencilla como puedes apreciar y solo pedimos que sea en un tono respetuoso y que aporte perspectivas plurales al tema de la educación .
Los adultos de la Tribu ahora tienen que educar incluyendo una cultura emergente que estamos creando, entre todos, al introducir la interacción virtual que nos facilita la tecnología.
Muchas gracias por compartir tu tiempo y tus comentarios